Dos mil personas disfrutaron este año del ciclo Tango por los Caminos del Vino




Bodegas de Argentina, Secretaría de Turismo y Secretaría de Cultura de la provincia de Mendoza entregaron a los Bancos de Alimentos de Mendoza los 500 kilos de leche en polvo que se recaudaron durante el festival Tango por los Caminos del Vino 2009.
Estas cajas de leche llegaron a través de los Bancos de Alimentos a 15.000 niños mendocinos.
Estos conciertos enmarcados en las tradicionales bodegas mendocinas se llevaron a cabo durante los dos últimos fines de semana de Septiembre: Del 18 al 20 en las regiones vitivinícolas del Valle de Uco y Zona Sur y del 25 al 27 en bodegas del Gran Mendoza y Zona Este.
En total, durante este ciclo unas 2 mil personas disfrutaron del tango y el vino en bodegas de nuestra provincia.Este festival comenzó en 2008 y tiene una finalidad social, ya que todas las entradas para los conciertos se canjearon por cajas de leche en polvo, a total beneficio de los Bancos de Alimentos de Mendoza.
De esta manera, Bodegas de Argentina enmarca este festival dentro de las acciones de su Comisión de Responsabilidad Social Empresaria (RSE).
A través de Tango por los Caminos del Vino las culturas del vino y del tango se unieron nuevamente en Mendoza para brindar un atractivo incomparable. Una combinación de tradiciones que a partir de un escenario natural imponente y sumado a la expresividad de un género musical tradicional, cautivó la atención de locales y visitantes.Durante los todo el año miles de extranjeros concurren a nuestro país para vivir la experiencia del tango. Esta expresión de la música popular se viene instalando sin pausa en cada rincón de Mendoza, y el nacimiento de este festival no es más que el fruto de la pasión de cientos de mendocinos.Sólo los grandes vinos tienen bouquet, que no es más ni menos que la sensación final que deja un gran complejo de sabores y que marca la memoria de quien lo disfruta. Esta es la sensación que persigue Tango por los Caminos del Vino.

Comentarios

María Castillos F. dijo…
Para mi del vino de uva, el vino blanco es el más rico de los suaves, y el vino tinto de los fuertes.

Saludos,

María