16 de julio de 2007

Españoles e italianos se oponen a reformas en la industria
España e Italia unirán sus fuerzas en la reunión de ministros europeos de Agricultura y Pesca de hoy en Bruselas para defender una estrategia común de oposición a la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del vino presentada por la Comisión Europea. La postura conjunta tendrá tres frentes: primero, se solicitará un período transitorio antes de la entrada en vigor absoluta de la reforma; segundo, se hará frente de manera particular al tratamiento de las Denominaciones de Origen (DO); y tercero, se pedirán cambios en determinadas iniciativas que plantea la propuesta y que podrían afectar al sector productivo. “Es necesario evitar el posible colapso del sector, que tiene muchos años de vida y tiene que seguir cumpliendo” muchos más. “Así que hay que replantear muchos aspectos de la reforma y las negociaciones van a ser largas e intensas”, manifestó el secretario general del ministerio español de Agricultura, Josep Puxeu.
Respecto de las DO, el gobierno español se ha hecho eco del rechazo de los productores, quienes sostienen que con la actual propuesta la calidad del vino “sufrirá una merma considerable”.“Con el sistema actual un vino recibe la mención de 'denominación de origen protegida' si el 100% de sus uvas procede de una determinada región reconocida por su reputación y calidad. Con la propuesta de la Comisión se introduce el concepto de ‘indicación geográfica protegida’, mediante el cual sólo sería necesario que un 85% de las uvas tuvieran denominación de origen, con lo que se perdería en calidad”, señalan los productores de esos vinos.
La postura conjunta que lleven al Consejo Europeo los ministros de Agricultura de España e Italia, Elena Espinosa y Paolo de Castro, respectivamente, no sólo afectará a la propuesta de reforma de OCM del vino. Ambos responsables presentarán asimismo ante sus homólogos una campaña para lograr que la Dieta Mediterránea sea declarada por la UNESCO patrimonio intangible de la humanidad.“Esta estrategia se enmarca en los acuerdos que se tomaron en la pasada cumbre hispano-italiana de jefes de gobierno celebrada hace unos meses en Ibiza. Ambos países se comprometieron entonces a emprender medidas concretas en defensa y promoción de la Dieta Mediterránea, al considerarla un elemento común y fundamental para nuestras producciones agroalimentarias”, confirmó Puxeu.
Por otro lado, fuentes europeas informaron que no se descarta un nuevo encuentro bilateral entre Elena Espinosa y su homólogo francés, Michel Barnier, tras el fracasado intento de alcanzar un acuerdo sobre la situación de la pesca de la anchoa en el Cantábrico.
Fuente: (losandes.com.ar).

No hay comentarios.: