5 de septiembre de 2008

Chile: ¿Quién dijo que el carménère no evolucionaba?

Se habla mucho de las debilidades del carménère, de que no da la talla, de que es una variedad secundaria, pero olvidamos que apenas llevamos poco más de una década conociendo esta cepa que desapareció de Burdeos hace un siglo y que en Chile fue confundida en los 90 con el merlot. Quizá debido al aislamiento geográfico, en esta parte del mundo se suele mirar en menos lo propio -una especie de timidez o complejo de inferioridad mezclado con provincianismo- y el carménère, la cepa distintiva de Chile, no ha escapado a esta costumbre, tan arraigada como el pelambre. Una de la críticas que con mayor frecuencia he escuchado sobre el carménère es que no tendría capacidad de guarda, de envejecer dignamente en la botella, pero una reciente cata demostró lo contrario. El escenario fue la centenaria casa familiar de Concha y Toro en Pirque, donde el enólogo Ignacio Recabarren presentó la cosecha 2005 de Carmín de Peumo, el carménère ícono de la viña.

No hay comentarios.: