16 de septiembre de 2008

Una etiqueta mide la temperatura del vino

Una etiqueta de tecnología de punta detecta la temperatura del vino y advierte a los clientes si existe la posibilidad de que compren cabernet recalentado. Mide como una bolsita de azúcar y puede ser programada para un rango de temperaturas y colocada directamente en el producto o su envase. Se enciende una lucecita verde si el producto se mantiene dentro de las especificaciones, o amarilla si no es así. La información acerca de qué temperaturas alcanzó el producto y cuándo, puede descargarse con un lector portátil en una página de computadora. Si hay algún problema, los datos indican dónde ocurrió, lo que sirve para deslindar responsabilidades. Entre los que usan la tecnología se encuentra WTN Services, un distribuidor de Napa que ha ofrecido el monitor de temperatura a los clientes de su marca Ambrosia, un catálogo de vinos, y ahora la ofrece como opción para otras vinerías que distribuyen vía WTN. El control de la temperatura es decisivo para el vino. El calor acelera el añejamiento, lo que podría parecer buena idea, pero reduce el sabor. Si la botella se calienta demasiado, se altera el gusto del vino.