13 de julio de 2008

Exportación: Un negocio con más jugadores

En cinco años los diez mayores exportadores pasaron de concentrar el 52,8% al 48,6% del mercado. Se suma más bodegas que venden a mejor precio. El valor promedio por litro pasó de U$S0,47 a U$S2,91.
La vitivinicultura argentina avanza a contramano de lo que pasa en mundo. Y esto es bueno.Es que si uno analiza lo que ha sucedido en los últimos cinco años en el comercio exterior de vinos fraccionados, el país logró no sólo exportar mucho más sino que además logró desandar un proceso de concentración, imperante en todo el mundo, sumando a cada vez más empresas a este negocio con un nivel de precios cada vez más alto.Argentina ha logrado en estos últimos cinco años que más empresas exporten sus vinos y que lo hagan a un precio mucho mayor, generando un cambio cualitativo en el esquema de negocios donde los grandes juegan en todos los rubros, pero apostando más por el mayor volumen, y los chicos apuestan por productos que buscan distinción y que se pueden vender a mayor precio, según un estudio realizado por la consultora Caucasia.
Nota completa del periodista Federico Manrique en diario Los Andes.

Buenos Aires: Degustación de vinos Bodega Eva Marcelina


En agosto se realizará el concurso Mejor Sommelier de Argentina

El concurso "Vino Argentino. Un buen vino Mejor Sommelier de la Argentina 2008" se realizará el próximo mes de agosto, en el Four Seasons Hotel de la Ciudad de Buenos Aires, informó la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS).
El ganador de la competencia, que cuenta con el apoyo del Fondo Vitivinícola de Mendoza, será el candidato argentino en el primer Concurso Mejor Sommelier Panamericano a realizarse en 2009, y precandidato para el Concours Meilleur Sommelier du Monde, organizado por la Association de la Sommellerie Internationale (ASI), que se realizará en Chile en 2010.
La competencia congregará a los mejores sommeliers de la Argentina, quienes deberán demostrar sus habilidades -tanto teóricas como prácticas- en temas que van desde el servicio, la cata, la vitivinicultura, la gastronomía, la geografía vitivinícola y la cultura general, hasta los procesos de elaboración, producción, y consumo de los más diversos productos de todo el mundo. "El Concurso tiene por finalidad difundir y promover la profesión del sommelier en la Argentina, a través de la sana competencia entre profesionales del sector", le dijo a Télam Andrés Rosberg, presidente de la AAS.
Asimismo, remarcó que "a través de la participación en estos certámenes, la AAS también aporta su granito de arena, para que el vino argentino sea cada vez más conocido y respetado en el mundo".
"El sommelier es esencialmente un comunicador de los productos, y constituye un nexo vital entre el productor, el vino y las otras bebidas, el restaurante y el consumidor", puntualizó Rosberg.
La Asociación Argentina de Sommeliers es miembro de la Association de la Sommellerie Internationale (ASI) desde 2002, y co-fundadora de la Alianza Panamericana de Sommeliers (APAS) desde 2007.